Las tareas de una asesoria de franquicia

Una asesoria de franquicia es la que se preocupa de aconsejar y gestionar muchas de las tareas legales y administrativas de las franquicias. Tanto para lo que se refiere un franquiciador, como un franquiciado, todo lo que concierne este tipo de negocio podrá ser gestionado para una consultora con experiencia en el sector, como T4franquicias, que ayudará con las tareas más complejas relacionadas con estos comercios de éxito.

Esta, se ocupará además de  aconsejar a su cliente sobre la importancia de lanzar un proyecto de expansión, basándose en el prototipo del éxito demostrable. Es la única manera de no arriesgar esfuerzos, recursos económicos y frustrar todos ellos a ambos lados del contrato. Teniendo en cuenta que es un método de comercialización, los fundamentos de su existencia están apoyados en un ejemplo rentable a todos los niveles.

Sin embargo, aunque parece ser así la formulación idónea según los asesores especializados, también hay proyectos con resultados exitosos que fueron formulados desde su inicio con la idea de ser franquiciados. Y así se lanzaron precisamente.

Para todos los casos es aconsejable contar con la colaboración de los expertos en materia fiscal, jurídica y tributaria que son también las áreas donde las franquicias deben moverse como cualquier otra empresa. Son éstos quienes, si además tienen un claro concepto de lo que persigue los empresarios (en concreto el que cede los derecho de su tienda o servicio, y el que se ocupará de relevarlo ocupándose del oficio como si fuera suyo) en términos de negocio y comercialización, pueden garantizar vía legal todos los preceptos que les unen.

Para tener claro todos lo que implica emprender este camino de cesión de los derechos de marca (durante un tiempo determinado) y gestión de esto por parte de otro empresario, se estipulan contratos legales que definen bien los limites y las tareas de cada uno de los implicados en el oficio considerado. Sí, porque los deberes de cada una de las dos partes son concretos y están normalmente bien definido, aunque para evitar mal entendimientos es siempre buena idea definirlos con la ayuda de una consultoría.

El contrato de franquicia es gestionado y ofrecido a los interesados por parte de la asesoria de franquicia, pero está basado en la confianza además de en unos preceptos definidos como son la estipulación de la cantidad económica a pagar, la ayuda técnica, transferencia de marcas, de procedimientos, ayuda publicitaria, formación continuada y aportación de las políticas comerciales y promocionales.

asesoria de franquicia

 

Be the first to comment on "Las tareas de una asesoria de franquicia"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*