Los grafitis elevados a la categoría de arte

Desde sus inicios, los grafitis han sido vistos a menudo como un acto de rebeldía o incluso como una antiestética acción vandálica. No obstante en un determinado contexto puede llegar a ser considerado un arte urbano y contar con espacios dedicados expresamente a desarrollar las habilidades de los artistas cada vez más creativos en este ámbito. No obstante existen otros tipos de grafitis, no relacionados con manifestaciones artísticas y sí con vandalismo, que requieren de equipos especiales de limpieza de grafitis para rehabilitacion de fachadas y la superficie marcada con este tipo de pinturas.

 

Contrariamente a lo que muchos piensan, el grafiti no es un tipo de arte actual sino que tiene su origen en las inscripciones que los romanos realizaban en las paredes de edificios públicos o privados y que por lo general se correspondían con frases o declaraciones de tipo crítico o bien satírico. Esos orígenes derivaron en lo que hoy se conoce como realizar pinturas o textos en muros, paredes, pilares y otros elementos y lugares públicos de forma libre con la finalidad primordial de impactar, expresar algo o divulgar una idea. Se adscriben a los movimientos grafiteros actuales especialmente los que pertenecen a la tribu urbana relacionada con el hip hop.

verticales

Adentrándonos en el siglo XX existe un caso curioso relacionado con un grafiti, y fue durante la Segunda Guerra Mundial cuando comenzó a popularizarse una pintura realizada por un soldado presumiblemente norteamericano que fue dejando su marca por todos los lugares por donde fue pasando, desde el norte de África hasta Italia, Francia y Alemania. Nadie supo nunca quién era este soldado pero popularizó de cierta forma el hecho de dejar una marca personal realizada con un simple dibujo y la leyenda “Kilroy was here”. Más adelante en el tiempo, a finales de los convulsos años ’60, un gran número de nombres comenzaron a destacar en el mundo de los grafiteros, que buscaban especialmente mostrar su rechazo a la sociedad mostrando sus propios lemas políticos junto al símbolo de la paz. Como curiosidad, en Nueva York los primeros artistas del grafiti elegían su nombre seguido de un número, generalmente el de la calle donde residían.

 

Aunque durante años el planteamiento de la realización de grafitis fue el de una actividad clandestina y penada por la ley, en la actualidad es muy común que la limpieza de grafitis mediante trabajos verticales se realice sólo sobre aquellos que sí pueden considerarse actos vandálicos. Mientras tanto existen establecimientos y empresas que prestan sus paredes a reconocidos artistas del grafiti para obtener una decoración totalmente actual y a la última..

Be the first to comment on "Los grafitis elevados a la categoría de arte"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*